directordeorquesta.com.

directordeorquesta.com.

Cómo manejar la presión antes y durante la presentación

Introducción

La presión antes y durante una presentación puede ser abrumadora, especialmente para aquellos que son nuevos en el escenario o que tienen poco experiencia en la dirección de una orquesta. Es importante tener en cuenta que la presión es normal y que hay maneras de manejarla para que no tenga un impacto negativo en la presentación.

Cómo prepararse antes de la presentación

Prepararse adecuadamente antes de la presentación es clave para manejar la presión durante la misma. Aquí hay algunas cosas que puedes hacer para estar listo:

1. Practica con la orquesta antes del día de la presentación

Es importante que tanto tú como los miembros de la orquesta estén familiarizados con la música que van a presentar. Practicar juntos antes del día de la presentación les permitirá aprender la música y estar mejor preparados para el día de la actuación.

2. Hacer un plan de ensayo detallado

Elaborar un plan de ensayo detallado con suficiente antelación permitirá poder cubrir todo el material que se va a interpretar en la presentación y corregir cualquier problema en la ejecución. Así se asegura una buena presentación el día del evento.

3. Preparar las partituras

Además de conocer la música, es importante que las partituras estén preparadas antes del ensayo. Esto permitirá que los músicos puedan seguir con facilidad las notas y la dirección que se les da.

4. Haz una lista de verificación

Hacer una lista de verificación de todo lo necesario para la presentación, desde el vestuario hasta los accesorios de la música, puede ayudarte a asegurar que tienes todo lo esencial para el día de la presentación. De esta manera se evita tener que improvisar y potencia una mayor organización.

Cómo manejar la presión durante la presentación

Es normal que la presión aumente durante la presentación. A continuación, se presentan algunos consejos para manejar la presión mientras se dirige una orquesta:

1. Respira

Antes de empezar, tómate un segundo para respirar profundamente y calmarte, esto te ayudará a centrar tu mente y controlar los nervios.

2. Mantén la calma y la serenidad

Durante la presentación, es importante mantener la calma y la serenidad. Mantener el control, da una buena impresión de tu trabajo y aumenta la confianza en la orquesta.

3. Enfócate en la música

En lugar de enfocarse en sí mismos o en el público, es importante que tanto el director como los músicos se enfoquen en la música. Ayuda a disfrutar del momento y a transmitir sentimientos a quienes escuchan.

4. Sé seguro pero flexible

Ser seguro en tus decisiones es importante, pero también hay que ser flexible. Aceptar que se pueden presentar imprevistos en el escenario te permitirá adaptarte y solucionar los problemas cuando surjan.

Conclusión

Manejar la presión antes y durante una presentación puede ser difícil, pero siguiendo algunos consejos simples, se puede lograr. Preparar bien antes de la presentación, ser consciente de la respiración y centrarse en la música, ayudarán a controlar los nervios y dirigir una buena presentación. En resumen, la presión es inevitable pero no tienes que dejar que te domine. Hay maneras de manejarla y tener éxito en el escenario, siempre en disposición del bienestar tanto del director como de la orquesta.