directordeorquesta.com.

directordeorquesta.com.

La función del concertino en la orquesta

Introducción

La orquesta sinfónica es una de las agrupaciones más importantes y complejas dentro de la música clásica. Cada miembro de la orquesta tiene un papel fundamental en el resultado final, pero hay una figura que destaca por encima del resto: el concertino. En este artículo profundizaremos en la función del concertino dentro de una orquesta.

¿Qué es un concertino?

El concertino es el primer violín de una orquesta y su función es liderar la sección de violines. Es el encargado de interpretar los pasajes más difíciles de la obra y, en muchos casos, es el solista en algunas piezas.

Historia del concertino

El puesto de concertino se ha ido desarrollando a lo largo de la historia de la música. En el Barroco, el líder de la orquesta era el director musical, quien también tocaba el clavecín. Durante el Clasicismo, el puesto de concertino se estableció como líder de la sección de violines. Hoy en día, el concertino es un puesto consolidado en todas las orquestas.

Funciones del concertino

El concertino tiene múltiples funciones dentro de la orquesta y su presencia es vital para el buen funcionamiento de la agrupación. A continuación, se detallarán algunas de sus funciones principales:

Líder de la sección de violines

El concertino lidera la sección de violines y es el encargado de unificar el sonido de la sección. Para ello, se encarga de coordinar los arcos y los movimientos de los músicos.

Dirección de la orquesta

En algunas piezas, el concertino actúa como director de orquesta. Normalmente, esto ocurre en conciertos en los que la orquesta está sin director, y el concertino es quien marca el tempo y coordina a los músicos en el escenario.

Solista

El puesto de concertino también tiene un componente solista. En algunas piezas, el concertino es el solista principal y tiene que interpretar pasajes muy técnicos y difíciles. En estos casos, su presencia es fundamental para el buen resultado de la obra.

Comunicación con el director

El concertino tiene un rol importante en la comunicación entre la orquesta y el director. Es el encargado de transmitir las indicaciones del director a los músicos de la sección de violines, y también de trasladar las dudas o problemas que surjan durante los ensayos.

Cualidades del concertino

Ser concertino requiere de ciertas cualidades personales y técnicas. A continuación, se detallarán algunas de las cualidades más importantes que debe tener un buen concertino:

Técnica

El concertino debe ser técnica y musicalmente excelente. Tiene que ser capaz de interpretar los pasajes más difíciles de la obra con fluidez y precisión, y también de adaptarse a los diferentes estilos de música.

Liderazgo

El concertino tiene que ser un buen líder y tener habilidades interpersonales para dirigir a la sección de violines. También tiene que ser capaz de liderar la orquesta cuando corresponda y tener la capacidad de transmitir la esencia de la obra.

Comunicación

La comunicación es fundamental en el puesto de concertino. Debe tener la capacidad de transmitir las indicaciones del director y también de transmitir las dudas de la sección de violines a la dirección.

Conclusiones

El concertino es una figura vital en cualquier orquesta y su presencia es necesaria para el buen funcionamiento de la agrupación. Su papel como líder de la sección de violines, director ocasional, solista y nexo de unión entre la orquesta y el director, le convierte en una figura clave en la ejecución de las obras. La técnica, el liderazgo y la capacidad de comunicación son cualidades fundamentales para desempeñar este importante papel y contribuir de manera notable al éxito de la orquesta.